martes, marzo 09, 2010

Alicia en el país de las maravillas, de Tim Burton


Tim Burton es un director que siempre termina involucrándose en proyectos peculiares, que no siempre son del gusto de todos pero que se salen de lo común. Por otro lado, las historias de Lewis Carroll sobre Alicia son entrañablemente bizarras. Es probable que todos tengan al menos una noción de qué tratan estos cuentos, ya sea por las múltiples versiones para cine y televisión que se han realizado a la fecha o por mera cultura popular.

Los cuentos de Lewis Carroll parecen empatar con los temas recurrentes que Tim Burton aborda en sus películas, así que una adaptación fílmica de Alicia en el país de las maravillas no sonabatan descabellada en su filmografía. Es por eso que, después de haber visto la cinta de principio a fin, salta la pregunta: ¿Qué pasó aquí?

No se me malinterprete. Aunque soy fan de los cuentos de Carroll, no esperaba una adaptación íntegra de la historia. No adaptar los libros letra por letra no significa que no se pueda hacer algo interesante y digno de verse, aunque las libertades que se tomen en la realización sean abismales. Sin embargo, en este caso específico me parece que los cambios no resultan del todo satisfactorios. Es más, creo que el resultado es más genérico y promedio del que se pudiera esperar.

En esta ocasión se nos presenta una Alicia a punto de entrar en los veinte años y que ha soñado desde que era pequeña con criaturas extrañas habitantes de un mundo extraño. La crecida muchacha pronto se verá abrumada por un matrimonio impuesto por su madre, y al intentar escapar de esto se encuentra inmersa en el mundo extraño de sus sueños, pero que quizás sea más real de lo que ella cree… o algo así.

El punto de partida no suena del todo mal, la verdad. Es una forma interesante de abordar las aventuras de Alicia desde otra perspectiva, algo así como el regreso al país de las maravillas. Sin embargo, una vez que estamos en este mundo, el susodicho país y sus encantadoras locuras parecen quedar en segundo plano.

Si, Tim Burton no tenia mucho interés en abordar el mundo de Lewis Carol de manera íntegra ni imitando lo que ya había hecho Disney en la famosa versión animada. pero lo que me parece inexplicable, tanto por la obra en que está basada como por el director que la firma, es lo genérico que resulta todo.

Al parecer, el conejo blanco con prisa, Twedle du y Twwdle de, el gato de Chessire, las reinas blanca y roja y demás personajes aparecidos en los dos cuentos de Alicia (en el país de las maravillas y a través del espejo) no le parecieron del todo atractivos al director y decidió convertir todo en la típica historia sobre el elegido que tiene que cumplir su destino y enfrentar a un horrible mal (un dragón, como para ser lo más genéricos posibles) para salvarlos a todos… ¿Por qué? Un mundo bizarro, casi incoherente pero entrañable, con personajes complejos y atractivos ¿No era suficiente para hacer una película entretenida y fascinante? ¿Había que acercarla más parecida a cosas como Eragon? Me es difícil entender por qué se llegó a este resultado.

En lo positivo tenemos la caracterización y personalidad de los personajes. La mayoría de ellos son tan divertidos y fascinantes como los de los libros y su diseño general me parece muy bien logrado (aunque la animación no me parece tan afortunada). En fin, que en los momentos en quela historia se enfoca al gato de Chessire, el Sombrerero y la Liebre, Tweedledu y Tweedlede, etc. la pelicula brilla. Lamentablemente, estos personajes extrañamente fueron colocados en segundo plano, dejando en la superficie la trama genérica del elegido antes mencionada.

Es curioso todo lo que he escrito, ya que pareciera que me la pasé mal en la sala de cine, y lo cierto es que no fue así. La cinta se puede ver sin dificultad y es entretenida (al menos en mi opinión, porque ya leí por ahí que a muchos les pareció aburrida). En mi opinión, no es una película mala, sino intrascendente, fría. Para un director como Tim Burton resulta extraño. No porque siempre haga obras maestras, pero si algo tiene es que nunca es un director tan impersonal como aquí. ¿Qué fue lo que pasó? ¿Disney tiene la culpa? Cómo saberlo. Lo cierto es que el producto final es éste. Uno muy olvidable.

8 comentarios:

Rubo dijo...

Yo creo que les tienes envidia.

tazy dijo...

porqué me cuentas la película??? POR QUÉEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE?


CÓMO QUE EL GATO CASI NO SALE?

Taquero Narcosatánico dijo...

Rubo:
La neta si ¬¬

Tazy:
No. Según yo no estoy contando mucho. Y el gato si sale varias veces, al igual que los demás personajes. Pero salvo el sombrerero, casi parecen de relleno.

NEGRA SUERTE dijo...

Habra que hacer el esfuerzo de verla para poder tener una impresión propia. La verdad me da mucha flojera, soy bien fan de Burton, pero de ver los acanves me mareo.

NEGRA SUERTE dijo...

...avances, perdon.

Lexico dijo...

Interesante lo que describes... confiezo que no he visto la pelicula porque odio a ese gato risueño y malandrin... y tambien a la oruga fumadora...

Sender Eleven dijo...

En fin fue una pelicula hecha para mayores de diez y menores de 14.

Burton salvo "El Gran Pez" es malisimo.

Refachadona dijo...

Concuerdo contigo, tal vez todos teníamos demasiada expectativa en la creación de Burton... y en realidad no es una película memorable, eso es lo malo de basarse en una iconografía tan difundida, deformada, adorada, conocida y por mucha gente desconocida, pero si dicho como si todos fueramos unos expertos de alicia aunque en la vida se abra el libro, pero en fin!